Moxibustión Oriental






Moxibustión Oriental

En el año 2016 cursé estudios de Técnico Superior de Masaje y Técnicas de SPA Orientales, en la Escuela Superior de Técnicas Parasanitarias en Barcelona e incluso fui a China para realizar el Curso de Osteopatía China, en el Hospital de Tongren de Beijing, donde me acerqué a la Moxibustión Oriental.

Debo decir que me fascinó por completo el uso de la termoterapia para el cuidado y curación, mediante la aplicación de calor sobre la parte del cuerpo a tratar, aprendiendo para ello diferentes usos de la fitoterapia que en la Medicina Tradicional China se conoce con el nombre de Moxa. La moxibustión, por tanto, tiene la propiedad de calentar los meridianos, dispersar el frío y la humedad, favoreciendo así la activación de la circulación sanguínea y oxigenando la zona tratada, a la vez que regula el flujo de la energía vital, mientras recupera el Yang del cuerpo.

Es un tratamiento eficaz para mejorar el sistema inmunitario. Tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias en procesos de dolores reumáticos. También es desintoxicante, ocupándose además de regular el metabolismo y el aparato digestivo. Con la aplicación de calor local, sin dolor alguno, también se puede ayudar a aliviar y calmar además de a nivel físico, a nivel emocional y vibracional.

Con el fin de aprender el funcionamiento de una sesión y poder perfeccionar mi técnica de trabajo estuve realizando, de forma gratuita, prácticas de moxibustión y “feedbacks” durante un extenso periodo de tiempo. Esta experiencia fue muy enriquecedora y positiva para mí, por eso decidí incorporar las sesiones de Moxibustión Oriental a mis servicios profesionales con el fin de poder ofrecer otra forma de fortalecer la salud y prevenir las enfermedades.



Imagen




Derivación

Si fuera necesario, se derivaría la consulta a otro profesional o terapeuta que pueda atender la parte sanitaria física y/o psicológica del consultante