Flores de Bach






Flores de Bach

Imagen

Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como por ejemplo: miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones, entre otros. Las propiedades atribuidas a las flores, fueron descubiertas por Edward Bach, investigador, médico y homeópata, entre los años 1926 y 1934.

Esta técnica, como tantas otras terapias holísticas y complementarias, tiene sus defensores y sus detractores que la catalogan de “placebo” o “pseudociencia”, incluso hoy en día pero, a pesar de todo ello, lo cierto es que funcionan. Por eso no descarté, en su momento, hacer mis propias pruebas y “feedbacks” para comprobar si efectivamente funcionaban a nivel físico y emocional entre mis consultantes, familiares y yo misma. A día de hoy, desde mi experiencia, debo decir que funcionan y que las sigo utilizando porque creo en ellas.



Mi trayectoria profesional con las Flores de Bach ha sido muy positiva y satisfactoria, por eso continuo trabajando con ellas y en la actualidad ofrezco mis servicios en Counseling de Flores de Bach, donde las personas que acuden a mi consulta y ya las han tomado ven cómo mejoran muchos aspectos de su cuerpo, mente y emociones, en el transcurso de su vida cotidiana.

La ingesta habitual de una combinación personalizada de estas esencias consigue transformar las actitudes negativas en positivas, estimulando además el potencial propio de cada persona para combatir la enfermedad y el estrés. Su ingesta es segura porque carecen de efectos secundarios y no producen adicción.

Son útiles para todas las edades, desde los bebés recién nacidos hasta las personas mayores. Se emplean también en animales e incluso su uso resulta beneficioso para las plantas. Pueden tomarse por vía oral o subcutánea en conjunto con productos de cosmética. Y también se pueden usar por vía aérea, combinadas con aromaterapia.

Importante

Es muy importante tomar conciencia que las Flores de Bach no pretenden sustituir ningún tratamiento médico convencional.


Derivación

Si fuera necesario, se derivaría la consulta a otro profesional o terapeuta que pueda atender la parte sanitaria física y/o psicológica del consultante